Querida comunidad, como estan? se acerca fin de año y pense en enviarles un articulo que redacte con mucho cariño para cada uno de ustedes, espero que les guste, compartan, opinen etc.

Les deseo desde ya, un buen termino de año lleno de aprendizajes, energías revitalizadoras y sanadoras.

¿Es la fibromialgia desgenerativa?

Tratamiento

Uno de los grandes enigmas es si la fibromialgia es desgenerativa.

“Cada vez tengo menos memoria” “Me olvido dónde deje las llaves” “Cada vez me duele más” “Hay días que no puedo levantarme de la cama, ¿dejaré de caminar un día?”

Son inquietudes comunes en los consultantes cuando inician un tratamiento.

Además he leído en distintos grupos y publicaciones de redes sociales “Esta enfermedad es crónica dijo mi médico” donde transmiten cómo deben resignarse y aprender a vivir con dolor.

Cada individuo que vive esta condición, experimenta de manera diferente su sintomatología. No existe un solo tipo de fibromialgia, son varios matices y niveles. Cada persona es un mundo totalmente distinto. Es por esto que el abordaje y tratamiento debe estar ajustado a la biografía, síntomas y enfermedades complementarias, por ejemplo: Artritis reumatoide, Resistencia a la insulina, Hipertensión, entre otras. En otras palabras los profesionales y el consultante deben construir en conjunto un traje a su medida.

Desde mi experiencia clínica (durante diez años he acompañado a personas con Fibromialgia y Dolor crónico), he podido observar, en primera instancia, que esta condición limita la calidad de vida enormemente. De todas maneras depende de cada caso, influyen por ejemplo los hábitos alimenticios, la red de apoyo, tipo de trabajo, relaciones humanas, situación económica, contexto social, edad, entre otras variables. Además los aspectos relacionados con su biografía como por ejemplo: haber asumido responsabilidades de adulto siendo niños, dinámicas disfuncionales a nivel familiar, duelos sin elaborar, haber experimentados violencia intrafamiliar tanto físico como psicológica. Además hay un alto porcentaje de personas con fibromialgia que experimentaron instancias de abuso, donde no existió justicia ni reparación, vividas silenciosamente durante años.

Por otra parte, circunstancias traumáticas y dolorosas, como tener que ser cuidador de uno o varios familiares a lo largo de la vida. La pérdida de un ser querido, haber sufrido un accidente con consecuencias de estrés post traumático, son algunas.

Por lo tanto esta condición es una construcción, gradual y acumulativa, que al parecer, silenciosamente va desarrollándose como una bomba de tiempo, debido a la sobrevivencia que involucra situarse en una sociedad y contexto familiar altamente machista y patriarcal que promueve la represión, desigualdad de género y productividad a cualquier precio. Donde los espacios de autocuidado son postergados a favor de otros o son compensados transitoriamente con elementos como la comida, el alcohol o adquisiciones materiales.

Todos los elementos anteriormente expuestos inciden en la limitación de la calidad de vida, eso no quiere decir que sea crónico, sino más bien cronificado, este término aduce que entre más tiempo transcurre una condición sin ser tratada adecuadamente, mayor probabilidad de que esta se agrave y profundice.

Hablamos de personas que llevan mucho tiempo deambulando en búsqueda de un diagnóstico, con el paso del tiempo, empeorando la sintomatología y su calidad de vida. Sujetos que han sido tratados, únicamente de manera paliativa, consumiendo medicamentos para disminuir momentáneamente el dolor, pero que no han cambiado sus hábitos, donde han seguido trabajando en exceso por presiones económicas. Han repartido pedacitos de su ser en todo y todos quedando en un “Dicom emocional”, una deuda con sensación de vacío, desesperanza, abandono e incertidumbre.

Como contraparte, está la posibilidad de revertir esa realidad con un trabajo integral e interdisciplinario.

El ser humano es resiliente por excelencia. Es un maestro capaz de luchar contra sí mismo para salir de las costumbres que lo enferman y convertirse en su versión más fuerte.

Desde la biología somos organismos con neuroplasticidad (tenemos un cerebro con capacidad de reestructurarse y modelarse, una y otra vez) y biorregulación (la autonomía en las funciones de un organismo).

Pero todo esto manteniendo una actitud de protagonismo de su proceso, sin dejar en manos de otros la propia felicidad.

Lo que no es fácil, ya que se deberá luchar contra los propios demonios, evitando permanecer en la zona de confort, ya que es ahí es donde nos alejamos de la felicidad y el bienestar.

Algunas actitudes que me pueden alejar de la cronificación de la fibromialgia:

Conectarme con mi cuerpo y emociones. Ser más compasivo y amoroso conmigo mismo, volverme activo en los cambios que quiero para mi vida.

Buscar y comprometerme con un tratamiento que me haga sentido, en el que me sienta acompañado y entendido por los profesionales que me atienden, debo recordar: soy un individuo único, no un número.

Hay que recordar que cada caso es particular. No es lo mismo decir tengo únicamente fibromialgia, que decir tengo esta condición además de diabetes, hipertensión, artritis reumatoide, hipotiroidismo.

Entonces ¿Es degenerativa la Fibromialgia? Desde el sentido biomédico tradicional, No lo es.

Sí podemos decir que es limitante e invalidante, desde la perspectiva calidad y estilo vida.

Por lo que no se debe determinar genéricamente que quien tiene Fibromialgia vivirá por siempre igual. Es condenar a una persona irresponsablemente.

Todo esto es posible, si mejoramos nuestra calidad de vida y hábitos.

Espero haberte orientado y ayudado a romper mitos que solo sirven para dejarte en una posición pasiva y sin esperanzas. Hay mucho que puedes hacer desde hoy.

¡Un abrazo gigante, lleno de buenas energías!

Centro Impulsa Fibromialgia

Ps.Mauricio Gateño Núñez

Director Centro Impulsa

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *